Torrijas caseras

Mis ricas torrijas caseras

Torrijas por aquí, torrijas caseras por allá se nota que pronto es Semana Santa y es tiempo de torrijas ¡ja,ja! Raro es no ver publicado estos días miles de recetas de torrijas en cualquier blog o grupo de cocina. Y por el precio que tienen en el supermercado o en cualquier pastelería no es extraño que nos lancemos a hacer esta receta que es súper sencilla y que desde luego es riquísima.

A mi marido le encantan las torrijas. Todas las Semanas Santas estaba deseando de ir al pueblo para comerse una buena fuente de las que hace mi suegra. Así que bueno… decidí ponerme manos a la obra y hacer mis propias torrijas caseras y enseñarle a él que no son tan difíciles de hacer.

Este fin de semana con motivo del día del Padre nos pusimos manos a la obra y nos hicimos una fuente de torrijas para merendar que quitaban el sentío ¡je,je!

Así que yo no seré menos y os dejo la receta de mis torrijas caseras.

Ingredientes torrijas

  • Medio litro de leche (la que tengas)
  • 1 cáscara de limón
  • 2 ramitas de canela
  • Canela en polvo
  • Azúcar
  • 3 huevos (depende del tamaño)
  • Aceite de oliva (ya sabéis yo propia de los Ibores)
  • 1 barra de pan 

Nota: Puedes usar una barra de pan del día anterior o una barra de pan especial para torrijas e incluso las bolsas de pan para torrijas. Usa lo que sea más cómodo para ti.

¿Cómo hacemos unas ricas torrijas caseras?

  1.  Ponemos en un cazo medio litro de leche a cocer.
  2. Añadimos 2 ramitas de canela y la cáscara de un limón.torrijas caseras leche
  3. También ponemos unas tres cucharadas soperas de azúcar (depende de lo dulces que seáis) y yo además también le pongo un golpecito de canela en polvo.
  4. Antes de que empiece a cocer retiramos del fuego.
  5. Dejamos reposar hasta que quede tibia la leche.
  6. Mientras cortamos el pan como un dedo aproximadamente.torrijas caseras
  7. Batimos los huevos.torrijas caseras huevos
  8. Ponemos una sartén grande con aceite a calentar (Fuego medio). Nota: El aceite tiene que estar caliente pero estar pendiente de la temperatura porque a medida de que vayas haciendo las torrijas coge mucha temperatura y se pueden quemar.
  9. Ahora vamos a retirar la canela y la cáscara de limón de la leche que hemos calentado anteriormente. Esta leche la pasamos a un bol.
  10. Comenzamos a pasar las rodajas de pan (empaparlas bien)por la leche y después por el huevo y echamos a la sartén.torrijas caseras
  11. En una fuente o plato grande ponemos papel absorbente. Cuando estén doraditas las vamos sacando.torrijas caseras
  12. Al terminar de freír quitamos el papel absorbente que contiene todo el aceite.
  13. Sólo nos queda echar por encima todo el azúcar que nos permitan ¡ja,ja! y canela en polvo para darle un poco de alegría extra.
  14.  Otra forma de comer las torrijas es con miel. Aprovechando que mi madre me dio en el último viaje un bote de miel ¡rica, rica! de los Ibores/Villuercas pues cómo no disfrutar de ella.Miel - torrijas caseras

Ya está, tenéis unas torrijas caseras que están de vicio.

Animaros ‘cocinillas’👨‍🍳👩‍🍳 y me decís qué tal os han quedado.

Y ya sabéis que si me queréis dar una alegría seguidme en la redes sociales (que creo que estoy en casi todas ¡ja,ja!) y me dais un dedito hacia arriba 👍😉

¡Bon appétit! 😋torrijas caseras

Os dejo el vídeo

 

Migas extremeñas

Receta de migas extremeñas con huevo frito

Migas extremeñas
Migas extremeñas con huevo

Mi primera entrada va a estar dedicada a una receta casera muy típica de mi querida tierra Extremadura. Estoy hablando de las migas extremeñas. Parece un plato pobre pero desde luego no lo es. Para mí es una de mis comidas preferidas.  Hay muchas recetas de migas en España:  migas extremeñas, migas manchegas, migas andaluzas, migas aragonesas… pero en cada casa se hacen de diferente manera y gustos. Siempre se ha dicho que es comida de pastores. Mi abuelo José, que era encargado de una finca, me las hacía como las que ellos  comían en el campo. Eran migas que previamente cortaba en trozos y salpicaba con un poco de agua y dejaba reposar un día. Después hacía una especie de tortilla, que recuerdo que requemaba un poco, y las machacaba con muchas ganas. Mi abuelo las tomaba con leche o café. Aunque no lo creáis, se comían para desayunar  y así se cogía energía para poder hacer las labores de labranza. Mi suegro también toma las migas con café y las hace en un gran caldero antiguo (intentaré un día poner la foto). Hay muchas maneras de hacerlas. Mi madre hace las migas finitas (para mí las mejores … claro). Las acompaña con costillas, chorizo, pimientos verdes, pimientos rojos secos, con sardinas, con torreznos, con uvas, con higos… en fin que se pueden acompañar con multitud de ingredientes.

Ingredientes para dos personas

  • Bolsa de migas de pan o carpetas de migas de pastor
  • 1 chorizo
  • 6 lonchas de panceta
  • 4 pimientos verdes
  • 4 pimientos rojos de freír
  • 8 trozos de costilla
  • Un par de ajos
  • Una pizca de sal
  • Una cucharadita de café de Pimentón de la Vera
  • 1 vaso de Aceite de Oliva, en mi caso de mi finca
  • 2 huevos

¿Cómo hacer migas?

  1. Lo primero es poner una sartén grande, si es un caldero para migas mejor, a fuego medio con un chorrito de aceite.
  2. Cortamos el chorizo y lo freímos (tenemos que tener cuidado de que no se nos queme). Cuando ya esté, lo reservarmos en un plato.
  3. Cortamos la panceta (el tamaño al gusto) y freímos, cuando esté listo, también  la sacamos.
  4. Hacemos lo mismo con las costillas.
  5. Retiramos esa sartén del fuego y en otra a parte, freímos los pimientos y reservamos.
  6. En la misma sartén de los pimientos podemos freír los huevos y una vez listos también reservamos.
  7. Por último vamos hacer las migas. En la receta tradicional se cortan trocitos de pan de pueblo (candeal) y se salpican con un poco de agua dejándolo reposar en la nevera unas 24 horas. Pero en nuestra versión rápida de cómo hacer migas podemos escoger entre dos atajos. O comprar la bolsa de migas de pan en el súper o aprovecharnos de esas migas de pastor que vienen ya envasadas (que traen lo justito) y podemos tunearlas. En el caldero de migas o sartén grande, echamos dos ajos y sofreímos hasta que estén dorados.
  8. Agregamos una cucharadita de pimentón dulce de la Vera y tenemos cuidado de que no se nos queme.
  9. Echamos o la mitad de la bolsa de migas o dos envases y movemos con cuidado de que no se quemen.
  10. Las salpicamos con un poco de agua y vamos dorando.
  11. Las movemos con una espumadera por ejemplo.
  12. Añadimos todos los ingredientes: chorizo, panceta, pimientos, costillas y removemos y decoramos con los huevos fritos y ahí tenéis unas migas para quitaros el gusanillo de comer las de las de la abuela o del abuelo.

Truquito para principiantes

Si te has pasado con el agua para salpicarlas y quieres que el pan no se te apelmace, puedes echar pan rallado y te aseguro que quedaran mejor.

Esta receta de migas para un domingo es ideal.

Si os gusta, compartid esta receta. Bon appétit (buen provecho)  😉